110 fotografías seleccionadas cuidadosamente por las hijas de Robert Doisneau, Annette Doisneau y Francine Deroudille, dan forma a la exposición Robert Doisneau: La belleza de lo cotidiano, que exhibe la Fundación Canal hasta el 8 de enero de 2017.

Por primera vez en España conviven en un mismo espacio varias de las obras emblemáticas del artista y otras nunca o muy poco vistas que descubrirán una faceta inesperada y desconocida. Esta combinación ayudará a conocer mejor la obra de Doisneau y él mismo, ese fotógrafo empeñado en mostrar la vida no como es, sino como a él le hubiera gustado que fuera.

Mito de la fotografía

La exposición, que abarca 45 años de su creación (desde la década de los 20 hasta la de los 70), se divide en dos secciones: La belleza de lo cotidiano, que alberga 80 copias de época, algunas de sus obras más conocidas en blanco y negro, como El beso del Hôtel de Ville, Mademoiselle Anita o el retrato de Pablo Picasso, y otras hasta hoy nunca vistas por el público o muy poco difundidas; y la serie a color Palm Springs 1960, una sorprendente, inesperada e irónica producción de los años 60 olvidada desde entonces y recuperada para esta exposición.

Hablar de Doisneau es hablar de uno de los pilares fundamentales de la fotografía del siglo XX. Le tocó vivir uno de los periodos más fructíferos de la Historia de la Fotografía y logró pertenecer, por derecho propio, a un selecto grupo de artistas que hoy se consideran los grandes mitos de la fotografía universal. Doisneau pertenece a la llamada Escuela Humanista, de la cual es uno de sus más afamados representantes.

Con su estilo fresco, inmediato y reconocible, que tan magníficamente ha sobrevivido al paso de los años, Doisneau produjo alrededor de 450.000 negativos. Su modus operandi se basaba en encontrar el escenario perfecto y estar atento a todo lo que pasaba a su alrededor. Fiel exponente del realismo poético, orientó su trabajo a captar los gestos de personas normales en situaciones cotidianas.

En la muestra también se exhiben varias hojas de contacto y collages, además de cierto material personal como su cámara Rolleiflex y varias publicaciones originales