En su primera edición, ARCOlisboa ha recibido más de 12.000 visitantes y ha sido acogida como uno de los eventos culturales más importantes de la capital lusa. Celebrará su próxima edición en la segunda quincena del mes de mayo de 2017, una convocatoria que tendrá una especial vinculación con la designación de Lisboa capital Iberoamericana de la Cultura 2017.

ARCOlisboa confirma una excepcional acogida por parte de las galerías, coleccionistas, profesionales y público en general. Con una cifra superior a los 12.800 visitantes, ARCOlisboa se ha convertido durante estos días en el gran evento artístico y social de la capital lusa. La calidad de los programas artísticos de las 45 galerías internacionales participantes, ubicadas en el espacio histórico de la Cordoaria, así como el programa social en la ciudad, han sido el mejor reclamo para atraer a un coleccionismo internacional y  a reconocidos profesionales.

Esta primera convocatoria internacional de la feria ARCO,  ha recibido una muy buena acogida por  parte de las instituciones  de Portugal, como así lo ha confirmado la presencia del presidente de  la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, así como del ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, del alcalde de Lisboa, Fernando Medina, y del Secretario de Estado de Cultura, Miguel Honrado, entre otras autoridades y personalidades de la vida  pública del país, además del apoyo que han prestado el Ayuntamiento de Lisboa  y la Embajada de  Portugal en España para su  celebración.

ARCOlisboa cerrará esta tarde sus puertas con un balance muy positivo. A pesar de no contar con datos oficiales de ventas, se ha hecho manifiesto desde el primer día el optimismo de las  galerías y la satisfacción de coleccionistas e instituciones que han cerrado numerosas adquisiciones.

Desde Leon Tovar afirman haber realizado ventas y están “muy sorprendidos por la calidad de las galerías en esta primera edición”. Destacan además “un público muy sofisticado, interesado e informado“. Por su parte y mostrando su entusiasmo por el proyecto, Christopher Grimes,también confirma que “las ventas han sido buenas” y celebra que “el tamaño de la feria permite una intimidad con el público que facilita mantener diálogos cercanos  y la posibilidad de profundizar en los artistas y las obras”. Además añade que “es muy interesante e inspirador que tengamos la oportunidad de presentar nuevos  artistas a los coleccionistas portugueses”.

Para las galerías portuguesas, ARCOlisboa ha venido a representar la mejor herramienta para dar a conocer la escena artística del país en el ámbito internacional. En este sentido, para Vera Cortés Art Agency en “un primer balance la feria supera nuestras expectativas, está funcionando muy bien con presencia de todos los coleccionistas portugueses en activo  y  muchos más extranjeros de los que pensábamos; franceses, belgas, alemanes, brasileños, que no conocíamos y esto es muy positivo”. ARCOlisboa ha conseguido atraer a coleccionistas, comisarios y aficionados muy interesantes, lo que significa una oportunidad fantástica para que conozcan a las galerías y artistas portugueses”, apuntan desde la galería.

Por su parte, Miguel Nabinho muestra su satisfacción y confirma que “las ventas van muy bien. ARCOlisboa ha tenido la capacidad de movilizar a público y coleccionistas como no había sido posible hasta ahora en Portugal”. Asimismo resalta la Cordoaria como “un espacio extraordinario que proporciona una experiencia muy positiva a los visitantes”.

También en Cristina Guerra Contemporary Art afirman que se han “superado nuestras expectativas porque además de la buena marcha de las ventas, estamos conociendo a muchos coleccionistas que están contactando con una nueva realidad artística en Portugal”. Destaca especialmente la cantidad y calidad de los coleccionistas desplazados a Lisboa.

A todo ello ha contribuido igualmente la ciudad que ha celebrado ARCOlisboa en todos sus rincones. Al entusiasmo de los visitantes se han sumado los principales agentes del arte contemporáneo de Lisboa, no solo las galerías y artistas e instituciones, sino también los coleccionistas han ofrecido a los participantes momentos de encuentro compartiendo sus colecciones con los invitados a la Feria.