Sevilla celebra el ”Año Murillo”

Del 28 de noviembre de 2017 al 1 de abril de 2018, el Museo de Bellas Artes de Sevilla rinde homenaje al pintor Bartolomé Esteban Murillo, cuando se cumplen 400 años de su nacimiento. Considerado uno de los artistas más importantes del barroco español y el más relevante dentro de la escuela pictórica sevillana, el Museo de Bellas Artes de Sevilla ha organizado una exposición del conjunto de pinturas que realizó para el convento de los capuchinos de Sevilla, uno de los ciclos pictóricos más ambiciosos del siglo XVII español, tanto por el número de obras que lo componen como por su excepcional calidad.

La exposición se instala en dos ámbitos del museo: la Sala V, antigua iglesia del convento mercenario, donde se exponen la mayor parte de los lienzos que Murillo pintó para Capuchinos; y la Sala de Exposiciones Temporales, donde se exponen diversos dibujos relacionados con Capuchinos. Junto a ellos, se encuentra instalada el lienzo Arcángel San Miguel, última pintura en ser recuperada. En 1810 fue trasladada a Cádiz junto con el resto de la serie. Cuando regresan nuevamente a Sevilla dos años después, la pintura de San Miguel ya no se encontraba entre ellas. Casi dos siglos después en 1987, se vuelve a tener noticias de la obra cuando el Kunsthistorisches Museum de Viena la adquiere para su colección. Gracias a este descubrimiento se ha podido volver a ver la serie completa para Capuchinos.